Invisalign es un tipo de ortodoncia invisible en la que los materiales utilizados no son los brackets metálicos tradicionales. Se trata de materiales invisibles, adaptables y personalizado según las características del paciente.

Si estás pensando en ponerte ortodoncia pero no quieres que la gente lo note, definitivamente esta es la solución.

La Dra. Cristina Martínez explica con todo detalle qué es la ortodoncia invisible y cómo funciona en este artículo, despejando las dudas principales que pueden surgirle al paciente en el momento de empezar el tratamiento.

Invisalign está fabricado con un material termoplástico transparente, una revolución en el mundo dental. Se trata de alineadores transparentes capaces de mover poco a poco los dientes hasta conseguir la alineación deseada. Son extraíbles, se sustituyen cada dos semanas y nadie notará que los llevas.

 

Pero… ¿cómo se diseñan los alineadores personalizados?

A través de imágenes digitales en 3D se hace una representación del tratamiento para poder ver con antelación el resultado final en el paciente. Invisalign se fabrica en función de la anatomía dental de cada persona, a partir de la forma de sus dientes y sus propias variaciones.

Se colocan durante dos semanas y tras este periodo se hará una revisión al paciente, para sustituir los alineadores transparentes en función de las nuevas necesidades. El tiempo de tratamiento se determina según la complejidad de cada caso.

Estos alineadores transparentes se fabrican utilizando tecnología por imágenes en 3D de manera específica para cada caso en función de las variaciones dentales de cada persona

 

Beneficios frente a la ortodoncia tradicional

Según la Dra. Cristina Martínez, los beneficios frente a la ortodoncia tradicional son múltiples. El primero es puramente estético ya que los alineadores son invisibles y por tanto, nadie notará que los llevas puestos.

Además los alineadores son extraíbles, a diferencia de la ortodoncia convencional. Así, se puede comer y beber perfectamente a lo largo del tratamiento con solo quitarse los alineadores, al igual que mantener su higiene habitual.

Finalmente, Invisalign permite ver los resultados y el plan de tratamiento virtualmente, incluso antes de empezar el tratamiento. De esta manera, el paciente puede ver el aspecto que se espera que tengan sus dientes para cuando finalice el tratamiento.

 

¿Cómo funciona Invisalign?

Los alineadores mueven los dientes aplicando fuerzas precisas para lograr un movimiento controlado. A diferencia de los brackets, con Invisalign no solo se controla el grado de movimiento que se hace con cada alineador sino también el tiempo que conlleva este desplazamiento.

Por ello, en cada etapa solo se permite el movimiento de ciertos dientes, según el plan de tratamiento que hemos prescrito. Como resultado, logramos un eficiente sistema de aplicación de fuerzas que mueve los dientes hacia la posición prescrita deseada.

By Dra. Cristina Martínez