Por sonrisa gingival entendemos una sonrisa en la que, al sonreír, se expone una cantidad desproporcionada de encía.

Una vez dicho esto, se debe señalar que el concepto de sonrisa gingival es diferente en cada persona, ya que los gustos y la percepción varían de una a otra.

Por tanto, lo que a algunos les puede parecer un rasgo atractivo, a otros les puede parecer un defecto que afea la sonrisa.

Entre los factores que favorecen la sonrisa gingival se encuentran los siguientes:

  • Dientes excesivamente pequeños: De manera que se acortan y la encía parece más alta.
  • Posición dental baja: Se debe a una sobre erupción de los incisivos superiores al no entrar en contacto con los inferiores.
  • Erupción pasiva alterada: Es la forma más frecuente y se produce cuando al erupcionar los dientes, parte de la corona queda tapada por la encía, por lo que los dientes parecen más cortos.
  • Labio superior corto: A veces de origen congénito, o hiperactivo, debido a que el músculo que lo eleva sube más de lo debido y deja ver mucha encía.
  • Maxilar superior demasiado largo: O adelantado respecto al resto de la cara.

Existen diferentes tratamientos que nos pueden ayudar a corregir la sonrisa gingival:

  • Infiltraciones de bótox.
  • Ortodoncia combinada con un tratamiento periodontal, donde reduciríamos el exceso de encías, pero, además, colocaríamos los dientes que se encuentran torcidos.
  • Gingivectomía, contorneando la forma de la encía y haciendo más visibles los dientes.
  • Cirugía ortognática bimaxilar para colocar de nuevo arriba el maxilar y eliminar esa encía que sobra.

En la Clínica Ortodoncia somos expertos en tratamientos para corregir la sonrisa gingival. Para más información no dude en acudir a nuestra clínicas.